Tiempo estimado de lectura:
01/08/2019

Con promesas de mayor seguridad Novick sale a disputar el voto militar a Manini Ríos

El Partido de la Gente propone que las Fuerzas Armadas se hagan cargo de la seguridad en todas las cárceles del país y “adecuar” la recientemente aprobada Ley Orgánica Militar
Ángela Rocío Pérez / Sudestada / @arocioperez

El candidato del Partido de la Gente, Edgardo Novick, presentó su programa de gobierno al que definió como de “centro”, en un acto realizado en la entrada de la tribuna América del Estadio Centenario donde no faltó el reparto de chorizos al pan para los más de 150 asistentes.

Apelando todo el tiempo a alegorías futboleras, el candidato comenzó su discurso diciendo que “el Partido de la Gente da el puntapié inicial” y luego de una breve introducción resumió las propuestas de los grupos técnicos que componen su equipo de trabajo.

El programa del Partido de la Gente fue elaborado por 27 grupos técnicos y más de 200 profesionales y está dividido en cinco capítulos: tolerancia cero a la delincuencia, la corrupción y las drogas; trabajo digno y educación de calidad para proyectarnos en el mundo; más y mejores políticas sociales; cuentas en orden y crecimiento sostenido para la igualdad de oportunidades; y ambiente y ciudadanía, claves para el desarrollo.


La fórmula del Partido de la Gente y Mermot. Foto: Gastón Britos / FocoUy.

Los simpatizantes que se acercaron hasta la tribuna América fueron recibidos con un catering de hamburguesas, chorizos al pan y papas fritas rústicas, a cargo de una empresa de hamburguesas gourmet, mientras Novick y parte de su equipo saludaban y se sacaban fotos con los presentes.

La elección del Estadio Centenario para el acto fue un símbolo, según Novick, de lo que hizo durante su vida: “El esfuerzo, la identidad, la garra” y que más allá de todas las diferencias los uruguayos defiendan la celeste. “El símbolo de la celeste es fundamental, porque desde el principio dijimos que el Uruguay se construye entre todos y que algún día para que crezca, y para que las cosas se hagan como se tienen que hacer, y para que los uruguayos vivan mejor, queremos estar todos juntos, blancos, independientes, frenteamplistas, colorados, todos tenemos que ponernos la celeste por arriba, para luchar por un país mejor, unido”, sentenció.

A ambos lados del escenario dos pantallas digitales mostraban imágenes de la alineación de un equipo de fútbol que tiene como director técnico a Novick con una lista de los 27 puntos que forman parte del programa de gobierno. “Hay equipo. Hay propuestas”. Esa frase destacaba en la pantalla digital detrás del escenario adornado con nueve pelotas de fútbol que se fueron entregando a medida que cada uno de los oradores subía al estrado para explicar las propuestas en educación, economía, salud, política exterior, agroindustria, transparencia, políticas sociales, turismo y defensa.

El primero en exponer luego de Novick fue su asesor en economía, Javier De Haedo, quien hizo hincapié en que el próximo 27 de octubre se definirá la verdadera representación del cuerpo electoral y que “sea donde sea que le toque estar al partido” buscarán la coalición. Luego le siguieron Analía Laíño, Sergio Bañales, Francisco Donagaray, Verónica Barbisán, Esteban Vieta y Claudio Hornos.

Los militares y la seguridad


El excomandante del Ejército, general retirado Raúl Mermot, durante el lanzamiento del programa de Novick.

Pero quien más llamó la atención fue el ex comandante en jefe del Ejército, el general retirado Raúl Mermot, asesor de Novick en Defensa quien anunció que el Partido de la Gente promoverá “un marco jurídico adecuado que regule la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interna”.

Si bien una de las nueve pelotas sobre el escenario era la de seguridad, esta le fue entregada a Mermot quien se remitió únicamente a las propuestas de Defensa. Mermot, quien hace tiempo dijo que no se debía “confundir tortura con apremio físico”  señaló como principal reforma que las Fuerzas Armadas sean las que gestionen las cárceles, la implementación de un programa de formación para jóvenes desertores del mercado laboral, abrir liceos militares en el interior del país y mejorar el sistema de retiro y de salud para los uniformados y sus familias.

El programa del Partido de la Gente impulsa que las Fuerzas Armadas se hagan cargo de la seguridad en todas las cárceles del país, y “acabar con la corrupción que permite el narcotráfico y que las bandas criminales manejen sus negocios desde las prisiones”. Además, plantea que los militares tendrán el control de todos los pasos fronterizos, en el marco de la “tolerancia cero” que también se impulsa para el narcotráfico.



Mermot, quien durante la dictadura militar fue intendente interventor del departamento de Rivera, luego jefe de Policía de Artigas y jefe de Policía de Montevideo, explicó que el Partido de la Gente propone “adecuar” la recientemente aprobada Ley Orgánica Militar y valorar el “potencial rol” de las Fuerzas Armadas en la formación de los jóvenes que han desertado del sistema educativo y carecen de una adecuada preparación para el mercado de trabajo.

En materia de seguridad pública el empresario reiteró su plan de “tolerancia cero” a la delincuencia, a través de 50 medidas que incluso le presentó al presidente Tabaré Vázquez. Devolverle la “autoridad perdida” a la Policía, volver a las comisarías barriales y crear centros de reclusión especiales para los que cometan delitos menores, son algunas de esas ideas.

El programa también plantea una “reforma impostergable” del Código del Proceso Penal, sobre todo a través del reforzamiento de la prisión preventiva y la sustitución de la suspensión condicional del proceso por una pena mínima que no supere los seis meses de cárcel.

También promueve modificaciones al Código de la Niñez y la Adolescencia, aumentando a 15 años la pena máxima para los “menores infractores” y mantener los antecedentes luego de cumplida la mayoría de edad, derogar la libertad vigilada y no requerir la voluntad del adolescente para internarlo en el caso de adicción a drogas y alcohol.

Novick también propone incorporar nuevas acciones que sean penadas bajo la llamada Ley de Faltas con la finalidad de generar una “cultura de convivencia”. Se propone así sancionar penalmente el hecho de participar o provocar reuniones o actos contrarios al “reposo de la población o sosiego público”, la desobediencia a la autoridad, la provocación de dolor innecesario y el maltrato a los animales.

Novick eligió terminar su discurso con la metáfora futbolera, con una pelota en la mano y asegurando que su partido patea "con la derecha y con la izquierda"



Sudestada es un medio 100% independiente y, con tu aporte, vamos a seguir contando las cosas que nadie te cuenta. ¡Soplá con nosotros! ¡Convertite en nuestro Aliado!
Aliados de Sudestada