Tiempo estimado de lectura:
05/06/2019

Presentan proyecto para prohibir uso de herbicidas y pesticidas en producción apícola

Quienes no cumplan podrán ser multados con hasta 5 mil Unidades Reajustables, según la iniciativa de los diputados Eduardo Rubio (Unidad Popluar) y Darío Pérez (FA)

Casi un tercio de las muertes de abejas que se registran por año en Uruguay se producen por el uso de agroquímicos, la presencia de hongos y al monocultivo, según un informe del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable realizado por la especialista Karina Antúnez.

Este informe forma parte de la exposición de motivos del proyecto de ley de protección de la producción apícola que los diputados Eduardo Rubio (Unidad Popular) y Darío Pérez (Frente Amplio) presentaron, junto a representantes de la Sociedad Apícola del Uruguay, en la Comisión de Ganadería y Agricultura de la Cámara de Representantes.



La mortandad de las abejas por la utilización de agrotóxicos es una de las causas de la crisis del sector que en los últimos 10 años pasó de unos 4 mil apicultores a tener 2.500, según los datos de la Sociedad Apícola del Uruguay. Incluso hay casi 4 mil toneladas de miel sin exportar debido a que están contaminadas con glifosato. 

Esta iniciativa apunta a poner en marcha en Uruguay lo que ya se ha hecho en países como Francia: prohibir el uso de agrotóxicos que tienen un efecto “letal” para las abejas. Por ese motivo el proyecto de ley apunta a prohibir la utilización de agroquímicos -como fertilizantes, herbicidas y pesticidas-, en especial el uso de los plaguicidas neonicotinoides, de los clorpirifos y del friponil.

“Los insecticidas prohibidos en Francia son del grupo neonicotinoides y se encuentran la clotianidina, la imidacloprid, el thiametoxam (prohibidos por la Unión Europea el pasado diciembre) y el thiacloprid y el acetamiprid. Introducidos en la década de 1990, “estos químicos actúan sobre el sistema nervioso central de los insectos y son muy populares entre los cultivadores de remolachas y árboles frutales. En el caso de las abejas, es posible que estén afectando la producción de esperma y sus habilidades de búsqueda”, señala la exposición de motivos del proyecto que señala que “al menos cuatro de cinco agroquímicos prohibidos en Francia son comercializados en nuestro país”.

La iniciativa contempla que quienes no cumplan con esta prohibición podrán ser sancionados con multas de entre 50 a 5 mil Unidades Reajustables “cuando el infractor carezca de antecedentes en la comisión de infracciones de la misma o similar naturaleza en los términos que establezca la reglamentación”.

El proyecto de ley establece también que “en forma acumulativa con otras sanciones que correspondiera” se puede “proceder al decomiso de los objetos o del producto de la actividad ilícita, así como de los vehículos, naves, aeronaves, instrumentos y dispositivos directamente vinculados a la comisión de la infracción o al tránsito de los objetos o productos, sin que resulte relevante el titular de la propiedad de los mismos”. Y para ello se podrá solicitar la ayuda del Ministerio del Interior o de la Prefectura Nacional Naval, según sea el caso.

Si cada colmena podía llegar a tener entre 50 mil y 80 mil abejas, en la actualidad algunas no llegan a los 20 mil ejemplares, de acuerdo con los datos que manejaron los diputados Rubio y Pérez al presentar este proyecto de ley.

El diputado Rubio sostuvo que recibió con sorpresa la buena recepción que tuvo este proyecto entre los legisladores de la comisión y estimó que existe el compromiso serio de discutirlo. Incluso, el presidente de la la Comisión de Ganadería y Agricultura de la Cámara de Representantes manifestó su intención de aprobarlo antes de terminar esta legislatura, afirmó Rubio.
 

Sudestada es un medio 100% independiente y, con tu aporte, vamos a seguir contando las cosas que nadie te cuenta. ¡Soplá con nosotros! ¡Convertite en nuestro Aliado!
Aliados de Sudestada