Tiempo estimado de lectura:
03/10/2018

Estudio asegura que cannabis no es puerta de entrada al consumo de otras drogas

Un trabajo de Udelar concluyó que la marihuana no es la puerta de entrada al consumo de otras sustancias y que existen nuevos usuarios, que no prueban otras drogas
Un estudio de la Universidad de la República (Udelar) concluyó que la marihuana no es la puerta de entrada al consumo de otras drogas y que existen nuevos usuarios, que compran la marihuana en forma legal en farmacias, que no consumen otras sustancias psicoactivas.
 
Este nuevo estudio echa por tierra la hipótesis de que muchas veces se registra una "escalada" en el consumo de drogas. "Hay quienes aseguran que cuando uno prueba cannabis por un misterioso impulso tiende a probar otras drogas y, entonces, vuelve progresivamente peligroso el consumo, hasta convertirlo en un uso problemático", explicó el investigador de Ciencias Sociales e integrante de Monitor Cannabis, Sebastián Aguiar. 
 
El especialista dijo que en los últimos tres años se registró un 0% de usuarios que consumen marihuana y también utilizan otras sustancias, como por ejemplo la cocaína. Esto contrasta con encuestas anteriores que señalaban que el 10% de los consumidores de cannabis también utilizaba, con frecuencia, cocaína o éxtasis.
 
Aguiar consideró que la regulación estatal evitó que los usuarios entraran en contacto con la múltiple oferta de drogas de las bocas clandestinas y estimó que entre 30 a 40 mil consumidores abandonaron estos puntos clandestinos de venta. 
 
Por otra parte, el experto reconoció que existe una tendencia creciente en el consumo de cannabis que debe atenderse, aunque relativizó que la regulación de la marihuana haya incentivado especialmente este incremento. 
 
Una encuesta realizada a fines de 2017, a pedido de Monitor Cannabis, muestra que aumentó la cantidad de uruguayos que declaran que consumen marihuana. Los consumidores de cannabis pasaron, en el último año, de 9,3% a 15,4%, lo que significa un "aumento importante", dijo Aguiar, aunque también puede estar vinculado con la mayor libertad para expresar públicamente este tipo de consumo.
 
La Junta Nacional de Drogas recibió el estudio de la consultora Factum contratado por Monitor Cannabis en coordinación con investigadores de la Universidad de la República, la Universidad Católica, la Universidad de California, la Universidad ORT y el Observatorio Uruguayo de Drogas. 
 
La encuesta, desarrollada a fines del 2017, incluyó a 2.181 personas entre 15 y 65 años siguiendo la misma distribución geográfica de la Encuesta de Consumo de Drogas en Hogares que implementa el Observatorio Uruguayo de Drogas.
 
En un documento elaborado a partir de los resultados de la encuesta, los investigadores de Monitor Cannabis Gustavo Robaina y Clara Musto sostienen que la realidad uruguaya no escapa a la situación registrada en otros países de las Américas. 
 
“En el hemisferio sur, la proporción de chilenos que declaran haberla consumido (la marihuana) en el último año pasó de 11,3% en 2014 a 14,5% en 2016, mientras que en Uruguay esta cifra pasó de 9,3% en 2014 a 15,4% en 2017”, señala el trabajo.
 
En forma paralela, el gobierno tiene pronta una campaña masiva de comunicación para alertar sobre los riesgos que tiene el consumo de marihuana. Esto se debe a que las autoridades detectaron que existe una disminución sobre la percepción de riesgo de usar esa droga a partir de la aprobación, en diciembre del año 2013, de la ley que reguló su producción y venta.
 
El prosecretario de la Presidencia de la República, Juan Andrés Roballo, dijo que no se puede asegurar que “el consumo haya aumentado con la regulación del cannabis, porque la información que se manejaba antes provenía de encuestas que, por tratar respecto a una sustancia prohibida, no evidenciaban datos precisos”. Roballo realizó estas declaraciones días atrás cuando el gobierno anunció el inicio de una campaña en los medios para bajar el consumo de cannabis