Tiempo estimado de lectura:
27/11/2014

"Quiero ser presidenta, pero no simplemente por el cargo"

Al finalizar la conferencia realizada en el Teatro Movie Center, Sudestada logró dialogar con la guatemalteca Gloria Álvarez bajo condiciones imprevistas…
Alvaro Levin / Sudestada / @alvarolevin

La organización del evento decidió que la joven politóloga-política abandonara la sala por la puerta de emergencia al temer que la aglomeración y admiración de los asistentes deviniera en un caos. Ya “a salvo” por el operativo, la estrella mediática accedió a responder las siguientes preguntas:

Antes de llegar a Uruguay, ¿cuáles eras sus referencias sobre el país?
Siempre lo he visto como uno de los estandartes de América Latina. Uno de los países con mayor nivel intelectual, alta tasa de alfabetismo y una clase media muy pujante. También sé que es un país ganadero por excelencia y siempre muy abierto al comercio, con ciudades portuarias como Montevideo y Punta del Este que les permiten estar abiertos a nuevas ideas extranjeras.
Conozco la historia de los chicos que estuvieron en los Andes. Vi a Carlitos Páez cuando estuvo en Guatemala, me leí el libro de Fernando Parrado porque fue una historia que me nutrió muchísimo. Siempre me dio curiosidad conocer este país. Sobre el gobierno de Mujica lo que llega a Guatemala es la legalización de la marihuana. Lo que no se difundió tanto fue el tema del monopolio estatal.

¿Por qué plantea que es una medida populista la legalización de la marihuana?
Cualquier monopolio estatal al fin y al cabo es una medida populista, ya sea para comercializar aviones o cannabis. Apoyo la legalización y comercialización de las drogas pero no que sean un monopolio sino que apostaría por una libre competencia.

La he escuchado decir que hay dos tipos de socialismos, uno carnívoro y otro vegetariano. ¿En qué lugar colocaría a Uruguay?
Esa no es una teoría mía sino que la leí en el libro “El regreso del idiota”, que es una compilación de varios politólogos latinoamericanos. Se cataloga al socialismo vegetariano como un socialismo demócrata más light, que no está buscando la expropiación, la compra de jueces sino que a través de la institucionalidad copiar un poco los modelos europeos. De todas formas están teniendo una deuda interna tremenda. El socialismo carnívoro sobrepasa los límites de la institucionalidad, de los derechos individuales y es la voluntad arbitraria del gobierno de turno.
Uruguay ahora está en ese impasse donde puede pasar de un tipo a otro o quedarse con lo que tienen. Creo que ahora ustedes están en un muy buen momento para cuestionarse y para empezar a informarse de cuál es el riesgo, el rumbo que quieren seguir tomando.

En sus planteos, que exista una regulación de los medios de comunicación es una práctica populista. ¿Qué tan al tanto está de la ley de servicios audiovisuales que se encuentra a estudio en el Parlamento uruguayo?
Justo leí hoy de mañana algo de eso respecto a la intención que se tiene para regular los medios de comunicación. Es una cuestión a tener cuidado ya que yo entiendo que un medio debería ser libre. La libertad supone libertad de prensa pero ésta debe manejarse con responsabilidad, no es que uno publica todo lo que se le da en gana. Siempre tiene que haber libertad de medios.

Usted plantea que la tecnología se puede usar para combatir al populismo, ¿qué conoce sobre el Plan Ceibal?
Indudablemente la tecnología es clave para empoderar al individuo pero creo que el gobierno más que regalar la computadora o el aparato debe garantizar que exista la competencia suficiente para que exista un nivel de conectividad a internet adecuada, eficiente y barata. La gente va a buscar el aparato de una u otra forma, pero lo que necesitas tener es la potencialidad de que haya internet en todas partes.
En la medida en que tengamos más tecnología también tendremos más acceso y así más educación en nuestras manos. Hoy aunque tú no hayas recibido una educación formal eficiente puedes ver a través de internet documentales, tutoriales, aprender un nuevo idioma. Hoy más que nunca las clases marginadas tienen la potencialidad de poderse educar y la meritocracia lo que busca es que haya oxigenación de nuevas generaciones, que vayan entrando con nuevas ideas al tiempo que siempre se permita el debate para llegar a nuevas conclusiones.

Según su planteo la vida, la libertad y la propiedad privada son derechos inalienables pero ¿dónde coloca los derechos sociales?
Hay servicios sociales como la educación y la salud que deben darse pero creo que existen, lamentablemente, mecanismos que permiten que se genere la corrupción en estas cuestiones. En lo que refiere a la educación yo creo mucho en el sistema de vouchers; esto permite empoderar a los padres de familia y que ellos con el certificado decidan a qué escuela mandan a sus hijos. En temas de salud considero pertinente las pensiones individuales para que cada ciudadano tenga en su cuenta un determinado dinero y que no sea estafado a la hora de llegar a un hospital.

El movimiento en España “Podemos”, al que usted ha criticado, ¿es un ejemplo de populismo?
Creo que la socialdemocracia se está fragmentando en diferentes partes. Hay una parte de ésta que está pasando a un populismo radical extremo como en el caso de “Podemos” en España. A mí la gente me pregunta por Pablo Iglesias y yo les contesto que no he visto ningún plan de gobierno, no he visto políticas puntuales, o sea, no sé lo que el tipo quiere hacer. Sé que habla de una casta, de un pueblo oprimido pero no conozco sus bases. Creo que ningún español tiene claro que haría “Podemos” en el poder. Creo que lo importante es, teniendo las facciones ideológicas que tengas, que todo el mundo apele por la argumentación y el debate de ideas en lugar de andar dividiendo la sociedad en odios y levantando pasiones.

¿Usted quiere ser presidenta de Guatemala?
Cuando me preguntan si quiero ser presidente de Guatemala obviamente digo ‘si’, pero no quiero por tener el puesto sino que yo me muero por deslegislar. Que existan 70 mil leyes en un pueblo tan analfabeto como el nuestro no me parece que tenga sentido; que existan 340 mil funcionarios públicos y que los ministerios sean absurdamente burocráticos tampoco me parece. A mí me interesaría tener un cargo para hacer más eficiente el sistema, donde todo sea más fácil y que el ciudadano pueda fluir mejor. No es “quiero la presidencia simplemente por el cargo”.

El video de su intervención en Zaragoza, en el Parlamento Iberoamericano de la Juventud de la Red Iberoamérica Líder, tiene un millón 300 mil reproducciones ¿Qué implicó para usted esta viralización en las redes sociales?
Para mí fue completamente sorpresivo, de la nada. Empezaron a llegarme mensajes de Brasil, Venezuela, Bolivia, entrevistas de prensa, etc. Todo empezó a pasar tan rápido y te digo que hace un mes hubiera sido impensable estar aquí hoy con ustedes. Creo que es un reto. Me tocó, me pasó esta gran bendición.

Sudestada es un medio 100% independiente y, con tu aporte, vamos a seguir contando las cosas que nadie te cuenta. ¡Soplá con nosotros! ¡Convertite en nuestro Aliado!
Aliados de Sudestada