Tiempo estimado de lectura:
09/03/2019

“Juntas, alerta y en las calles”

Una multitudinaria movilización por el Día de la Mujer exigió políticas públicas contra la desigualdad y la violencia de género. Fotos y testimonios

Foto: Focouy / Gastón Britos

Ángela Rocío Pérez / Sudestada


“Nosotras compañeras, desde las niñas hasta las de más edad. Nosotres, que estudiamos, trabajamos en nuestras casas y fuera de ellas. Nosotras las libres, las encerradas y las locas. Nosotres que tenemos la piel de diversos colores y raíces en distintos pueblos. Nosotres que deseamos amar fuera de las reglas heteronormativas. Nosotras las que parimos las que no podemos o no queremos hacerlo. ¡Paramos y estamos juntas, en alerta y en las calles una vez más!”.

Así comenzaba la proclama oficial leída al finalizar la marcha de esta nueva edición del 8 de marzo. Miles de personas participaron de la convocatoria que tuvo como título: “Huelga Feminista” y, como lema: “Memoria de lucha, día de paro, tiempo de rebelión”.

Cerca de una treintena de grupos y colectivos se hicieron presentes en esta manifestación con pasacalles, pancartas y carteles a partir de las 18 horas en la Plaza Cagancha para marchar por 18 de Julio hacia la explanada de la Universidad de la República.

“Lo que quiere la proclama es no volver atrás con las leyes que ya están aprobadas. El gobierno tiene que sí o sí aprobar un presupuesto para ejecutar aquellas leyes que se aprobaron”, dijo a Sudestada Ana Algaré del Plenario Mujeres del Uruguay.

Baja respuesta política


Foto: Focouy / Gastón Britos

“Tanto en Argentina como en Uruguay estamos en momento de elecciones y creemos que los tenemos que apuntalar -a los precandidatos presidenciales- para que nos apoyen. Nosotras les pedimos a los candidatos que firmaran las proclamas y solamente los del FA, Asamblea Popular y Pablo Mieres por el PI, la firmaron, entonces todos los demás no tendrían que estar acá”
, declaró Algaré.

La Intersocial Feminista, también solicitó el apoyo de los políticos, explicó una e sus voceras. “Hicimos una campaña enviándole una carta de compromiso mínimo a los precandidatos presidenciales para que firmaran. Solo obtuvimos respuesta positiva de los cuatro precandidatos del Frente Amplio (FA). Sí hubo algunos otros que nos dieron respuesta pero no estaban dispuestos a comprometerse con los 3 puntos que planteábamos por la igualdad”.

Por el FA participaron de la convocatoria los precandidatos Daniel Martínez, Óscar Andrade y Mario Bergara, así como la ministra de Educación y Cultura María Julia Muñoz, la directora de la Intendencia de Montevideo Fabiana Goyeneche y la senadora frenteamplista Constanza Moreira. También estuvieron en la movilización el expresidente José Mujica junto a Lucía Topolansky.

Por el Partido Nacional, se vio a la precandidata Verónica Alonso, quien fue objeto de repudio mediante carteles por sus recientes declaraciones contra el paro de mujeres por el 8 de marzo.



Pese a que algunos grupos buscaron el compromiso de los precandidatos, desde la Coordinadora de Feminismos del Uruguay -organización a cargo de la convocatoria de la marcha y que reúne representantes de distintos colectivos feministas y mujeres “autónomas”-,aseguran que no ven en el poder político, ni en el Estado, una vía para mejorar su lucha.

Por fuera del Estado


Foto: Focouy / Gastón Britos

“Entendemos que las leyes no son una solución para lo que nosotras denunciamos, es una cuestión de nosotras: juntarnos y poder pensar colectivamente qué nos sucede y por qué y a partir de ahí crear formas de lucha que rompan con el sistema patriarcal. Pedirle al Estado que nos asegure determinadas cuestiones hace que se repita la forma patriarcal y refuerza las formas de masculinidad y de opresión”
, aseguró una de las voceras de la Coordinadora.

“La lucha más difícil es cambiar el imaginario colectivo de las mujeres, somos nosotras las reproductoras de este sistema y allí nos tenemos que centrar porque somos las mujeres las que reproducimos los valores del patriarcado”, expresó Rosalba Janter, presidenta de la Asociación de personal de la Médica Uruguaya.

Como cada año Mujeres de Negro participó en la convocatoria. Marta Iglesias, representante del colectivo, denunció que “no puede ser que hayan mujeres que son asesinadas y tengan denuncias y medidas cautelares, quiere decir que ahí algo falla”.


Foto: Focouy / Gastón Britos

El paso por la Iglesia del Cordón, en 18 de Julio y Tacuarembó, fue uno de los momentos tensos de la marcha, ya que se había dispuesto un vallado con una custodia policial de la Guardia Republicana. A pesar del operativo algunas bombas de pintura roja alcanzaron la fachada del edificio.


Foto: Focouy / Gastón Britos

Distintas sensibilidades


Foto: A. Pérez.

También hubo grupos que debutaron en esta manifestación. Es el caso del Encuentro Nacional de Mujeres Murguistas, que reclama igualdad a la hora de evaluar a las murgas femeninas y denuncia que “murgas de mujeres que han quedado afuera de la prueba de admisión simplemente por el hecho de ser mujeres”, dijo Maia Sepúlveda de Cayó la Cabra.

Otro de los colectivos presentes fue el de Mujeres y Discapacidad. Fiorella Useta contó que es el segundo año del conjunto en la marcha y reclaman que “las mujeres con discapacidad sufren la misma discriminación en algunos aspectos que cualquier mujer, pero se enfatiza con el tema de la discapacidad”.


Foto: A. Pérez

Useta también cuestionó que “a veces dentro del colectivo de mujeres no somos representadas, no se tiene en cuenta las particularidades de la discapacidad de las mujeres. Tenemos problemas para hacernos un papa nicolau o una mamografía porque las cosas no son accesibles, o una mujer sorda ir a un médico en su intimidad como corresponde porque no tiene intérprete”.

Los reclamos en los diferentes grupos atraviesan todos los ámbitos: desde los gremios de la Educación pidieron por una educación sexual integral en el sistema educativo; las trabajadoras de los supermercados luchan contra el acoso en el ambiente laboral; las mujeres descendientes de indígenas piden el reconocimiento de su pueblo; incluso, se vieron pancartas en pro del veganismo y la liberación animal.

La presencia masculina


Foto: Focouy / Gastón Britos

En cuanto a la participación de los hombres en la marcha, algunas de las mujeres que se manifestaron consideran que los hombres deberían “marchar atrás”, como dijo Paula, del Taller por la Liberación de la Mujer, o incluso no participar, como expresó Mercedes, del Centro de Estudiantes de Magisterio.

Otras, sin embargo, consideran positiva su participación activa en el movimiento. En el grupo La Pitanga recuerdan que hace un año trabajan con “Varones por la Igualdad”, un grupo de hombres que trabajan contra el machismo.

Desde la Coordinadora de Feminismos consideran bienvenidos a los hombres que acompañan pero no aceptan que encabecen la marcha “porque el 8 de marzo es el día de reivindicación las mujeres.”
Sudestada es un medio 100% independiente y, con tu aporte, vamos a seguir contando las cosas que nadie te cuenta. ¡Soplá con nosotros! ¡Convertite en nuestro Aliado!
Aliados de Sudestada