Tiempo estimado de lectura:
07/11/2017

Primera aparición de Uruguay en los “Paradise Papers”

La AUF y Tenfield cobraron derechos de transmisión de la selección uruguaya a través de una empresa offshore con sede en las islas Seychelles
La Asociación Uruguaya de Fútbol y la empresa Tenfield aparecen vinculados en la venta de los derechos de transmisión de un partido amistoso de la selección utilizando una empresa offshore mencionada en los conocidos como “Paradise Papers”.

Los “Papeles del Paraíso” son una nueva filtración masiva conocida el pasado domingo que incluye más de 13,4 millones de documentos de dos despachos de abogados de Bermuda (Appleby) y Singapur (Asiaciti Trust) y 19 registros mercantiles de jurisdicciones opacas. La nota que involucra a la AUF y Tenfield fue publicada por el sitio español El Confidencial, que integra una red de más de 380 periodistas de 67 países, agrupados en el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por su sigla en inglés).

Según la nota de El Confidencial, una cuenta bancaria a nombre de ESM Group (una sociedad registrada en las islas Seychelles, una de las guaridas fiscales denunciadas en la investigación periodística) recibió en febrero y marzo de 2013 dos transferencias por valor de 28.400 dólares procedentes de una cuenta suiza de Full Play Group SA.

Esta empresa argentina, dirigida por Hugo Jinkis y su hijo Mariano, aparecía acusada de haber pagado sobornos a dirigentes de la Conmebol y de la Concacaf para adjudicarse los derechos televisivos de sus torneos. Esto fue lo que descubrió la justicia en Estados Unidos y dio inicio luego a la investigación conocida como “FIFA gate”. El caso también involucra al dirigente uruguayo Eugenio Figueredo, quien permanece con prisión domiciliaria en Montevideo.

El giro del dinero detectado en los “Paradise Papers” se debió a la negociación de los derechos de transmisión de un amistoso que las selecciones de Uruguay y España disputaron en Doha, Qatar, el 6 de febrero de 2013. El partido terminó con la victoria española por 3 goles a 1.

ESM Group, constituida el 5 de diciembre de 2012 en las islas Seychelles, estaba encabezada por el cirujano alemán Thomas Rungweber, quien en realidad era un testaferro. Él se comunicó con el estudio Appleby para abrir una offshore con el objetivo de realizar “gestión y organización de eventos deportivos” a fin de aprovechar una oportunidad de negocios que le presentó una amiga.

La lucrativa ocasión a la que se refería Rungweber era la búsqueda y organización de un partido amistoso internacional en febrero de 2013 para la selección uruguaya de fútbol. Según los documentos internos de Appleby Mauricio, “se mencionan dos acuerdos de ESM Group con las federaciones de fútbol de Qatar y Uruguay, y un tercero con Tenfield SA, tenedora de los derechos televisivos de la selección uruguaya”, reseña el artículo. Un cuarto acuerdo, esta vez con Doris Keller, agente suiza para la organización de amistosos internacionales, también aparece en los Paradise Papers, añade.

En las facturas remitidas por la sociedad de las Seychelles a Qatar, figura un pago de 175.000 dólares a ESM y otro de 225.000 dólares a Tenfield/AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol), consigna El Confidencial, lo cual suma un total de 400 mil dólares.

Según consigna el diario español, la AUF admitió que “la organización y eventuales beneficios económicos del partido amistoso internacional al que hacen referencia se encontraban plenamente cedidos a un tercero que ostentaba los derechos televisivos de nuestro representativo nacional”.

Los documentos internos del estudio jurídico Appleby demuestran que “ESM Group era la tapadera de los negocios ocultos" de Tina Sabounati, la amiga oculta del alemán Thomas Rungweber, el cirujano-testaferro.

Según la investigación, Sabounati había trabajado para Kentaro, una agencia de 'marketing' deportivo involucrada en una investigación suiza sobre los pagos y comisiones que había organizado otro partido amistoso internacional, el que jugaron Argentina y Brasil el 17 de noviembre de 2010 también en Qatar, según publicó el diario inglés The Guardian.