Tiempo estimado de lectura:
22/09/2017

Gestión de casinos vuelve a generar críticas a la Intendencia de Montevideo

Edil nacionalista pidió informes y citará director a la Junta Departamental por arrendamiento de tragamonedas y reiteradas observaciones del Tribunal de Cuentas por USD 4,4 millones


El edil del Partido Nacional Javier Barrios envió ayer un pedido de informes a la Intendencia de Montevideo que vuelve a poner en debate la gestión de los juegos de azar en la capital y la política de arrendamientos de máquinas tragamonedas (slots) que se mantiene desde los tiempos del condenado director de Casinos Juan Carlos Bengoa.

Es que desde 2013 el Tribunal de Cuentas viene observando los gastos dispuestos por la comuna para arrendar slots, especialmente a la empresa ICM SA –propiedad del empresario Juan Pedro Crisci- pero a pesar de los cuestionamientos fundados del organismo de contralor las sucesivas gestiones de Ana Olivera y Daniel Martínez han reiterado el gasto esgrimiendo razones “de urgencia”. Desde 2013 y sumando el dinero que percibirá hasta 2018 la empresa cobrará a la Intendencia de Montevideo un total de 127.856.868 pesos (aproximadamente 4,4 millones de dólares) a pesar de las sucesivas observaciones del organismo de contralor.

Barrios se basó para presentar el pedido de informes en la nota publicada por Sudestada el pasado 13 de setiembre respecto a la resolución de la Intendencia de Montevideo del pasado 26 de junio pasado mediante la cual se renovó el contrato para el alquiler de 100 máquinas tragamonedas a ICM SA entre junio de 2017 a mayo de 2018 por un monto total de 29.280.000, IVA incluido. Esta resolución fue observada por el Tribunal de Cuentas y se debió a que el contrato anterior había vencido el 31 de diciembre de 2016.

Para subsanar esto, Martínez había firmado otra resolución el 29 de mayo donde resolvió ampliar nuevamente la contratación de ICM SA para el período comprendido entre enero y mayo de 2017 por un total de 12.319.268 de pesos, IVA incluido.

El 7 de enero de 2016 el Tribunal de Cuentas ya había señalado en que el contrato con ICM SA derivaba de "un procedimiento cuyo gasto fue observado por motivos insubsanables" y volvió a observar la decisión de la comuna.

El edil Barrios consulta a la Intendencia sobre los detalles de la política de gestión de la sala del Casino instalado en la antigua Casa de Andalucía, en el Parque Rodó, y por qué cambió la decisión anunciada por el director de Casinos Hugo Gandoglia de dejar de arrendar máquinas y comenzar a comprarlas.

Además pide el resultado de una “Consultoría de Casinos” que la administración mencionó al momento de argumentar su decisión transitoria de continuar con el arrendamiento de las slots a ICM SA. Asimismo, Barrios consulta a la administración por las razones que le impidieron instrumentar un llamado a licitación durante cuatro años que le permitiera dar cumplimiento al Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera del Estado (TOCAF), que fue violado reiteradamente según el Tribunal de Cuentas.

Consultado por Sudestada, el edil Barrios adelantó además su intención de convocar a la Junta Departamental a Gandoglia para que dé explicaciones de la política de Casinos de la Intendencia de Montevideo durante la administración del intendente Daniel Martínez.