Tiempo estimado de lectura:
03/03/2017

Detuvieron en Maldonado al doleiro brasileño del Lava Jato

Vinicius Claret y otro brasileño se encuentran privados de libertad luego de haber sido capturados por efectivos policiales uruguayos y brasileños, en una operación conjunta inédita

En un operativo de las policías de Uruguay y Brasil fue detenido en la tarde de este viernes 3 el brasileño Vinicius Claret Vieira Barreto, uno de los principales involucrados en el lavado de dinero de decenas de millones de dólares del exgobernador de Rio de Janeiro, Sergio Cabral.

Vinicius Claret, conocido también como “Juca Bala”, fue apresado en compañía del también brasileño Claudio Fernando Barbosa, y luego de haber sido detenido en el departamento de Maldonado fue conducido a la sede de Interpol en Montevideo. Ambos serán interrogados al mediodía de este sábado en el juzgado del Crimen Organizado a cargo de la jueza Beatriz Larrieu.  

La vinculación del empresario con el escándalo de corrupción de Brasil fue revelado por Sudestada, que además informó de sus dos empresas panameñas radicadas en Montevideo: Sabra y Waterford.

Vinicius Claret es una pieza central en el esquema de lavado de dinero que se montó en Rio de Janeiro para lavar decenas de millones de dólares de coimas recibidas por el exgobernador Cabral, hoy preso en la capital fluminense. Con la detención del “doleiro” se podrá profundizar ahora la investigación en ambos países, que acaban de realizar un operativo conjunto con características inéditas.

La detención se produce una semana después que Sudestada publicara la existencia de una segunda empresa de Vinicius Claret con sede en Montevideo, la Waterford Assets Inc, que se suma a un extenso esquema de blanqueo de capitales producto de la corrupción.

Waterford Assets Inc. es una sociedad anónima creada en Panamá, con sede en Montevideo, que apareció como sospechosa para los investigadores de la operación Lava Jato, el escándalo de corrupción más grande de la historia de Brasil. Es que esta empresa creada el 16 de noviembre de 2006 genera interés debido a que también está presidida por el enigmático Vinicius Claret Vieira Barreto, principal indagado en el capítulo uruguayo del caso.

El brasileño puso como sede de la offshore al momento de su creación una oficina en la calle Eduardo Blanco Acevedo 1948, en el barrio de Carrasco. Curiosamente, Vinicius Claret desapareció de esa empresa menos de un año después, el 14 de noviembre de 2007, y traspasó la presidencia a Heriberto Ortega, un testaferro que figura en más de 1770 empresas y 120 fundaciones panameñas.

Pero cuatro años después, cuando ya estaba en pleno proceso la operación de blanqueo de activos del exgobernador carioca Sergio Cabral, la empresa Waterford volvió a manos de Vinicius Claret. El traspaso se produjo en Panamá, en ausencia del cambista brasileño, el 20 de julio de 2011, pero la sede de la empresa volvió a Montevideo, al exclusivo barrio de Carrasco. El domicilio de la offshore panameña se fijó en una casa en la calle Ernesto Leborgne, el mismo lugar donde el empresario constituyó otros negocios, como una empresa de venta de “hosting” para páginas de internet.

Sudestada intentó comunicarse al teléfono que figura en esta última empresa pero el número fue cambiado y ya no funciona más allí. Lo mismo ocurrió con la sede de la empresa Paddle Boards SRL, que tenía su sede en la torre 3 del World Trade Center junto con la financiera Sterci, que también es de Vinicius Claret. Ahora sólo este último negocio funciona en el complejo de oficinas lindero al Montevideo Shopping Center.

En tanto Sabra es una sociedad anónima que el brasileño tiene en conjunto con el abogado uruguayo Oscar Algorta Rachetti, quien también está indagado por la Justicia de ambos países por su participación en el esquema que montó Cabral para blanquear su dinero sucio.

Según la documentación a la que accedió Sudestada, Sabra Holdings Corp tiene su sede en Montevideo, en la calle Ituzaingó 1393 oficina 401, sede del estudio de Algorta, al igual que la ya célebre Jolmey vinculada al reo Néstor Cuñat Cerveró.

Propietario de un estudio jurídico y dueño de unas 180 empresas offshore en Uruguay y en Panamá, Algorta aparece en las investigaciones de la Operación Calicute, una de las derivaciones de la inicial operación Lava Jato (ya existen expedientes diversos en Rio de Janeiro, San Pablo y Brasilia, además del original surgido en Curitiba).

Ahora, los investigadores descubrieron que una secretaria del abogado, María Esther Campa Solaris, figuraba como titular de una cuenta en el banco Pictet & Cie, con sede en Ginebra, donde Cabral tenía escondido unos 100 millones de dólares. Algorta también es acusado de haber colaborado con el ex director del área Internacional de Petrobras Néstor Cerveró, a quien le facilitó la gestión de la empresa Jolmey SA.