Tiempo estimado de lectura:
04/03/2017

Brasil pedirá la semana próxima la extradición de cambistas presos en Uruguay

Vinicius Claret y Claudio Barbosa fueron interrogados este sábado por la jueza Beatriz Larrieu, quien dispuso su prisión preventiva. Hay 40 días de plazo para recibir el pedido brasileño
Después del interrogatorio ocurrido este sábado 4, durante los cuales los “doleiros” brasileños Vinicius Claret y Claudio Barbosa se declararon inocentes de las acusaciones de lavado de activos, la jueza del Crimen Organizado Beatriz Larrieu dispuso que se mantuvieran detenidos de forma preventiva.

La orden de detención fue librada por el juez Marcelo Bretas, de la 7ª Oficina Federal Criminal de Rio de Janeiro.

Según informó el diario O Globo, la justicia brasileña enviará en el correr de la próxima semana el pedido de extradición de los dos cambistas, a quienes se considera piezas fundamentales del esquema de blanqueo que montó el exgobernador de Rio de Janeiro Sergio Cabral. El propósito de la red era lavar millones de dólares provenientes de la corrupción, en el caso que se conoce como Lava Jato.

Brasil tiene 40 días para realizar el pedido a partir de la fecha de la audiencia en la que los acusados fueron notificados. Vinicius Claret fue detenido en Maldonado, donde tiene un negocio de venta de tablas de Stand Up Paddle, mientras que Barbosa fue apresado cuando regresaba de Chile en el aeropuerto internacional de Carrasco.

Según las declaraciones judiciales de los delatores Marcelo y Renato Chebar, Vinicius Claret (conocido en la red de lavado como “Juca Bala”) fue el encargado de lavar decenas de millones de dólares a través de Uruguay. Para eso, según la declaración de los hermanos Chebar, contó con la colaboración de abogado uruguayo Oscar Agorta, quien aparece junto a Vinicius en al menos una off shore panameña, Sabra Holdings, tal como informó Sudestada.

La operación se realizaba a través de la sucursal uruguaya de Winterbotham Trust, una entidad financiera cuya casa central se encuentra en las Bahamas y que también tiene filiales en Hong Kong y las Islas Cayman.

Justamente por todos estos lugares, así también como Nueva York, Suiza y Nueva Zelanda, pasaba el dinero que Cabral lograba sacar de Brasil para las maniobras de lavado.

Winterbotham Trust era uno de los bancos usados, además, por el estudio jurídico Mossack & Fonseca, en sus operaciones de lavado a través de empresas offshore, según declaró la abogada María Mercedes Riaño, una de las abogadas acusadas en la investigación Lava Jato.

Según el diario La Prensa de Panamá, Riaño declaró ante la Justicia que el estudio contaba con una docena de cuentas bancarias en distintos lugares del mundo. “Me acuerdo que las dos que más se utilizaban era una en Bahamas, en el banco Winterbotham, y la otra en Santa Lucía, en el banco Santa Lucía”, declaró Riaño.